Domingo, 20 de mayo de 2012

Ahora que llega el calorcito hay que preparar nuestra piel para tomar el sol con seguridad y evitar las manchas que el sol puede provocar.

Lo primero es preparar bien la piel antes de la exposición al sol con una buena exfolición e hidratación de esta manera conseguiremos un bronceado uniforme.

La exfoliación nos elimina las células muertas y es muy importante para que toda la piel expuesta al sol sea nueva y por lo tanto se vaya regenerando toda a la vez. Así evitaremos tener ronchas más claritas o más oscuras en la piel.

La hidratación también es básica antes de tomar el sol y esto es exactamente por el mismo motivo. Una piel bien hidratada se regenera prácticamente a la vez. Si no nos preocupamos de hidratar la piel, las zonas más deshidratadas tienden a acumular piel muerta que provaca manchas. Además, al usar la protección solar las zonas más deshidratadas acumulan más bronceador ya que necesitan más hidratación y esto también provocará diferentes tonos en nuestra piel.

                                                           

   

Tanto la exfoliación como la hidratación son importantes incluso antes de usar un auto-bronceador!!

Por último, pero no menos importante,durante la exposición al sol deberémos usar SIEMPRE protección solar. El SPF dependerá siempre de nuestra piel, aunque es recomendable que en nuestras primeras exposiciones usemos siempre una protección de 30 SPF. Luego podemos ir reduciendo el nivel de protección a medida que nuestra piel va cogiendo color.

Y aclaremos un par de cositas sobre la protección.

No es cierto que la protección evite el bronceado. Sí que evitará que la piel se te ponga roja (irritada), pero conseguirás coger tono y, por supuesto, de una forma más segura.

Hay que renovar la protección cada dos horas seguidas de exposición al sol. No vale que te pongas crema antes de salir de casa de camino a un dia de playa y te olvides la crema protectora en casa.

Además, hay que tener en cuenta si la protección que usamos es "waterproff" o "water resistant", normalmente todas las cremas protectoras son waterproff, esto significa que se pueden mojar sin perder la protección. En cambio, para un día de piscina o playa, necesitaremos una crema "water resistant", que te garantice la protección incluso mientras estás dentro del agua bañándote

                                                            

Si seguís estos tres consejitos (exfoliación, hidratación y protección) conseguireis un color uniforme y seguro para vuestra piel!!!

Tu consultora de belleza ind. de  Mary Kay

[email protected]

www.facebook.com/mcalasperez


Tags: exfoliación, hidratación, protección, cuidado de la piel, Mary kay, sol, verano

Publicado por m_calas @ 20:38  | Cosm?tica
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios